El 18 de mayo se celebra el día de la Escarapela cuyo uso fue instituído el 18 de febrero de 1812 por decreto del Primer Triunvirato, a pedido de Manuel Belgrano. La Escarapela Nacional Argentina es un símbolo patrio, junto al escudo, el himno y la bandera.

La escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata era blanca y azul celeste y aunque el origen de los colores no puede establecerse con precisión se dice que fueron adoptados por primera vez durante las invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata.

Otros indican que el origen más antiguo de los colores celeste y blanco en la simbología argentina se remonta al escudo colonial de la ciudad de Buenos Aires, creado en 1649, formado por un óvalo dividido en dos mitades: la superior, celeste (por el cielo), y la inferior, blanca (o plateada, por el Río de la Plata).

La fecha del 18 de mayo se establece porque se dice que la escarapela argentina fue utilizada por primera vez por un grupo de damas de Buenos Aires (Casilda Igarzábal entre otras) en una entrevista con el coronel Cornelio Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios, el 18 de mayo de 1810, una semana antes de la Revolucìón de Mayo.

Algunos historiadores señalan que los distintivos usados en 1810 eran en realidad una cinta blanca y otra roja.

El 18 de mayo de 1935, el Consejo Nacional de Educación instituyó el Día de la escarapela.

En el imaginario popular, la creación de la escarapela está unida a las jornadas de la Revolución de Mayo, con Domingo French y Antonio Luis Beruti repartiendo cintas celestes y blancas. Sin embargo no hay documentación que avale esta hipótesis.

La historia indica que en la mañana del 25 de mayo, en la casa de Miguel de Azcuénaga, estaban reunidos varios revolucionarios. Entre éstos, estaba French y cuando se supo que el Cabildo no accedía a las aspiraciones de los patriotas, todos se dirigieron a la plaza.

French, al llegar, vio que gran parte de la multitud llevaba la divisa blanca y celeste y entró en una tienda, compró cintas de esos colores y las distribuyó, siendo Beruti el primero que se colocó ese distintivo.

Más allá de esta versión no documentada, French y Beruti encabezaron el regimiento América o Estrella, creado en junio de 1810, integrado por los miembros de la Legión Infernal, un grupo de jóvenes radicalizados que actuaron durante la Semana de Mayo de 1810.

Los miembros de la Legión Infernal eran leales a Mariano Moreno, quien se oponía a la facción saavedrista de la Junta Grande y comenzaron a utilizar cintas azul celeste y blancas, como distintivo y para manifestar su oposición.

Los colores fueron adoptados por los morenistas que luego, muerto Moreno, crearon el 21 de marzo de 1811 la Sociedad Patriótica adoptando el distintivo celeste y blanco.

Domingo María Cristóbal French y Urreaga y Antonio Luis Beruti hubieran sido en el presente catalogados como punteros o líderes de un grupo de choque. Encabezaban a los chisperos, llamados así porque se encargaban de encender las pasiones de los colonos, muchos de los cuales veían todavía con incredulidad las ansias independentistas en 1810.

Y las cintas que repartieron, que posiblemente hayan sido simplemente blancas, servían para distinguir a los leales que adherían al movimiento.

Fuente: Infozona

Comentá con Facebook