El municipio de Tandil confirmó que, a partir de la determinación del Comité de Seguimiento del Covid 19, el distrito pasará desde las 0 horas de mañana a estar en estadio rojo. Se trata de una medida que regirá en principio por un plazo de 7 días.

Este escenario se presenta 48 horas después de que el intendente Miguel Ángel Lunghi anunciara su salida del sistema de fases que rige en toda la Provincia. De acuerdo al nuevo sistema integral implementado y que establece mecanismos de alertas tempranas para enfrentar la pandemia, el estadio rojo determina que se reducirá al mínimo la movilidad y circulación en la ciudad, permaneciendo solo en funcionamiento los rubros y actividades consideradas esenciales.

En concreto, Tandil pasó en 20 días de seis casos a 157. Las críticas locales se sumaron. Media hora después de que el intendente hiciera su anuncio el lunes pasado, una clínica debió cerrar todo un piso por el contagio de su personal. Sumado a esto, se presentó la la situación más preocupante: un geriátrico con 18 casos de adultos mayores positivos por Covid-19.

El municipio tomó la decisión de apretar el botón rojo horas después de que el personal de la salud local elevara dos solicitadas manifestando la preocupación por la situación local.

En el comunicado, los Enfermeros Autoconvocados de Tandil manifiestan asegura que “actualmente estamos al borde del colapso, contamos con menos profesionales y menos camas operativas disponibles, y no sabemos hasta cuándo se podrá sostener dicha situación. Apelamos a la conciencia de la comunidad como también a sus representantes políticos porque consideramos que aún estamos a tiempo de revertir esta situación”.

Y agregaron que “el número de profesionales es limitado, y el alto contacto con el paciente que demanda la profesión nos lleva a tener un número alarmante de personal contagiado y licenciado por esta causa. La alta rotación de personal conlleva a un enorme desgaste físico y mental, en donde muchos deben desarrollar tareas fuera de su especialidad y en menor relación de enfermeros por pacientes de lo que recomienda la OMS (por ejemplo 1 enfermero cada 2 pacientes en UTI)”.

“Pareciera que nos gobierna un contador en lugar de un médico pediatra”, expresó en diálogo con un medio provincial el ex concejal y actual jefe regional del ANSES, Darío Méndez.

En esa línea, fuentes locales le dijeron a Ámbito que “los médicos no quieren salir a poner la cara por temor a represalias. Casi todos los enfermeros trabajan en los tres lugares de atención que tiene la ciudad. No nos olvidemos que los médicos han adscripto al lunghismo, pero esta última medida los sorprendió y los llevó a elevar la voz”.

La rebeldía de Lunghi fue tildada como “separatista” por parte del Jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. “Si va a declarar la independencia que la declare completa”, aseguró. Desde distintos referentes de la oposición salieron a celebrar su decisión. Algunos intendentes respaldaron su paso, pero ninguno se animó a tomar la misma decisión.

En Tandil la preocupación no sólo pasa por la cantidad de camas UTI que quedan (sólo 10) sino también por el alto grado de contagio que presentan sus profesionales. El 11 por ciento de los casos locales pertenece a personal médico. El doble del promedio de la Provincia. Un número que baja de inmediato la atención que puede prestar el sistema sanitario local.

Comentá con Facebook